Luis Robles aseguró que el IASEP “está en un estado muy saludable”







 

El titular de la obra social de los estatales provinciales aseguró que hay “varios componentes que hacen que demos una buena respuesta a los afiliados”

Dr. Luis Robles

El titular del Instituto de Asistencia Social para el Empleado Público (IASEP), Luis Robles, dijo que la entidad está “en un estado muy saludable” y enumeró una serie de factores que “hacen que demos una buena respuesta a nuestros afiliados, que es el fin último de esta institución”.

Como primer punto, el funcionario destacó “la oportunidad de haber podido trabajar en conjunto con nuestros prestadores, que son la otra cara, tal vez no visible, pero que hacen que podamos seguir adelante”, y que “se han consensuado buenos precios con ellos y este año estamos comenzando nuevamente esta negociación”.

Además, se refirió también a las nuevas bocas de expendio en distintos puntos de la ciudad. “El edificio está muy oprimido, hay que tener en cuenta que antes en el IASEP éramos muy pocos, y hoy estamos hablando de hasta 125 mil afiliados”, contó al programa Viví la mañana, de FM Aspen 102.3.

Luego recordó que como esto “quedó chico”, se acordó como primera medida una boca de expendio en la ex estación del ferrocarril sólo para consultas y prestaciones ambulatorias; y posteriormente, a fines del año pasado, se abrió una oficina en el hipermercado de una cadena local.

Robles dio cuenta de una encuesta realizada sobre necesidades y satisfacción del usuario, en la que los afiliados reclamaron mayormente bocas de expendio y centros de atención en la zona de la Universidad y en la avenida Italia a la altura del 1000 en adelante.

“En eso estamos”, dijo el funcionario, y contó que de ser posible se habilitará un nuevo local prestacional en la avenida mencionada, aunque las expectativas no son las mismas para la zona de la Universidad porque “se complica por el factor seguridad, que es un tema que se había planteado y consultado con los estamentos del Estado”.

En este sentido, dijo que también se había manejado en un principio la posibilidad de un centro en el Circuito Cinco, pero se vieron dificultades como la falta de prestadores, por la que más allá de tener las autorizaciones, el afiliado igualmente debía trasladarse para la atención.

“Además, se amplió una boca de expendio cerca de la sede central que nos trajo un alivio. Más allá de eso, hubo una nueva reformulación prestacional en los horarios y una capacitación que hemos realizado con Recursos Humanos el año pasado”, señaló.

A esto agregó que no se descarta una ampliación del edificio central de la institución, y que con el Ejecutivo se están analizando propuestas y contrapropuestas para ello.

Robles reconoció que “el área administrativa es donde más déficit hay, y dentro del edificio hay posibilidades de ampliación, nada más que lo otro era más urgente. Hemos tenido días en que por recetas pasaron más de 2 mil personas en un día, a lo que debe sumarse las prestaciones, y las fechas pico son noviembre, diciembre, enero y febrero”.

Prestaciones

Continuando con las prestaciones, Robles dijo que “no hay inconvenientes institucionales”, pero que la obra social “está dispuesta a escuchar los reclamos, que es un mensaje de derecho que tiene el afiliado”.

“Insistimos mucho en que los beneficiarios se hagan respetar y que también el prestador tenga su derecho; entonces nosotros tenemos un ida y vuelta y hasta hemos consensuado un sistema de monitoreo y auditorías, por ejemplo, con aquello tan reclamado del plus”, dijo, al tiempo que anunció que este año se trabajará en auditorías compartidas en el interior provincial al igual que se estuvieron realizando en capital desde setiembre del año pasado.

El funcionario dijo que “no conoce” casos actuales de cobro de plus -que no está permitido-, y que cuando tuvo denuncias en mano “se tomaron las medidas administrativas de acuerdo a la institución a la que pertenecían” los infractores. De todas maneras, aclaró que la gente “no denuncia tanto como se dice”.

La “gran prioridad” del IASEP, dijo, es mantener las prestaciones, y añadió que “como formoseños tenemos que saber que hay prestaciones en complejidades en otros lugares que no nos da el Hospital de Alta Complejidad”. Sobre este nosocomio, dijo que hizo que se pase de 1.200 a 6.000 prestaciones, más las intervenciones y trasplantes, que antes se hacían en otros lugares. “Esto es un ahorro económico principalmente para las familias”.